miércoles, 31 de julio de 2013

SE REALIZO EL PRIMER FESTIVAL DEL ORGULLO GAY EN CUENCA


La música, las luces, las pancartas y las banderas multicolores advirtieron lo que se convirtió en una gran fiesta organizada por el Día del Orgullo GLBTI ( (gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales) en Cuenca.

El Sabado 29 de Junio del 2013 en el parque de la UNE, centro histórico de Cuenca, decenas de personas se congregaron para observar lo que habían preparado estas personas.
En la esquina de las calles Presidente Córdova y Presidente Borrero, Francoise del Castillo, reina de la agrupación GLBTI con sede en Cuenca, lucía un vestido rojo, con unos tacones altos y maquillada que rayó, casi a la perfección, daba la bienvenida a quienes se sumaban a la celebración.

“Lo que nosotros queremos es hacer un llamado de atención para que todos quienes hemos sido discriminados por nuestra orientación sexual enfrentemos con valor nuestra situación y que no tengamos comportamientos reprimidos”, dijo Del Castillo, una transexual que confiesa haberse dado a conocer como tal desde sus primeros años.

Con el pasar de los minutos, el número de asistentes aumentó. Representantes de diversos géneros estuvieron presentes y presentaron una manera distinta para expresar su protesta, lo que llaman la discriminación que sufren por parte de diversos sectores de la sociedad.
Con unos lentes de contacto azules, unos tacones altos y un pantalón ajustado, Sebastián, quien es gay, estuvo acompañado por su tía y confidente a la vez, Andrea C.

Este cuencano de 18 años comentó que en sus primeros años, su inclinación era mal vista por parte de sus familiares, pero que el sentirse libre, actuando como le nace desde su interior, ha hecho que ahora sus allegados lo respeten como a todos. “Nuestra propuesta es que esta ordenanza municipal permita incluir de manera completa a gente de diversidades sexuales a la sociedad.

La noche se cerró con la carrera de tacones en la calle Borrero, entre Sucre y Presidente Córdova. En esta participaron ocho personas, que haciendo alarde de una habilidad particular para trasladarse en velocidad con zapatos tan altos como elegantes, al final sonrieron y se abrazaron pidiendo algo que resume en una palabra: Respeto.

Los ciudadanos que se congregaron en este sector vieron con bueno ojos “esta valentía”, como dijeron ellos, para mostrarse tal como son y en busca de respeto ciudadano.

Fuente: http://www.telegrafo.com.ec/regionales/regional-sur/item/en-cuenca-celebraron-el-dia-del-orgullo-glbti.html