miércoles, 22 de mayo de 2013

SENTENCIA CONTRA PASTOR ZAVALA CONCURSA POR PREMIO ´GENERO Y JUSTICIA AL DESCUBIERTO¨

Sentencia contra Zavala concursa por premio Género y Justicia al Descubierto



La sentencia en contra del pastor Nelson Zavala, excandidato presidencial por el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), en la que se señalaba indicios de responsabilidad penal o de la realización de un delito tipificado como ‘delito de odio', está concursando por el premio Género y Justicia al Descubierto, otorgado por la ONG internacional Women's Link Worldwide.

Esta sentencia la dictó el juez Patricio Baca Mancheno, vicepresidente del Tribunal Contencioso Electoral, en contra de Nelson Zavala, porque el excandidato presidencial irrespetó una resolución previa del Consejo Nacional Electoral, en la que se prohibía a los candidatos "la emisión pública de cualquier expresión que discrimine o afecte la dignidad de las personas, o utilicen símbolos, expresiones o alusiones de carácter religioso".

El juez Baca Mancheno, en entrevista con radio Centro, dijo que la postulación por el premio Género y Justicia al Descubierto, por el fallo judicial contra Nelson Zavala, no es un galardón de carácter económico sino de reconocimiento a la labor de un juez.

Women's Link Worldwide es una organización internacional que se dedica a garantizar y defender los derechos de las personas discriminadas. El premio busca galardonar las sentencias que reconocen los derechos y que dan a las personas las garantías del cumplimiento de las leyes y la Constitución. “Esta ONG pone los ojos sobre todas las sentencias que a nivel mundial se dicten en cualquier parte”, recalcó el magistrado.

Asimismo Patricio Baca expresó que no es él quien está de candidato para obtener dicho premio, sino la sentencia del Tribunal Contencioso Electoral. Afirmó además que la ONG, todos los años para otorgar el reconocimiento, busca para su jurado a grandes personalidades jurídicas mundiales como en el 2011, Baltasar Garzón, en el 2012, Patricia Janiot, entre otros.

Dentro del premio Género y Justicia al Descubierto hay dos tipificaciones, confirmó el juez Baca. El Premio Mallete que se entrega a aquellas decisiones judiciales que ayudan a promover la equidad de género. El Premio Garrote por las disposiciones legales que hacen retroceder la equidad de género. “El público también forma parte del jurado porque tiene oportunidad de votar”, anunció.

El vicepresidente del Tribunal Contencioso Electoral pidió a los ciudadanos ecuatorianos que tengan confianza en la justicia del país. Este caso, insistió, reafirma que los magistrados dictan sentencias en favor del respeto de todos los derechos de las personas sin importar su condición.

Baca indicó que el concurso y su votación continuarán hasta el 6 de junio. Quienes quieran votar lo podrán hacer a través de la página web de la organización, www.womenslinkworldwide.org, “una vez al día hasta que finalicé el concurso”.

Finalmente el magistrado Baca Mancheno informó que la sentencia ecuatoriana en concurso tiene hasta el momento 2 300 votos y quien nos sigue tiene 200 votos. Es la primera vez que en la historia ecuatoriana que una sentencia judicial está puesta a la vista de todo el mundo para convertirse, si gana, en “jurisprudencia mundial sobre reconocimiento de derechos”. Esto nos debe llamar a reflexionar que se hace justicia en el país, reiteró.


FUENTE: http://www.elcomercio.com/politica/Sentencia-Zavala-premio-Genero-Justicia_0_922707892.html




viernes, 10 de mayo de 2013

INCLUSION DEL GENERO EN LA CEDULA DE CIUDANDANIA ECUATORIANA



Han pasado más de 15 años desde que los colectivos y organizaciones en defensa de los derechos de minorías sexuales alcanzaron la despenalización de la homosexualidad. Empero, en nuestro país, ciertos sectores siguen fomentando una violencia heterocentrista y heteropatriarcal. ¿Han vuelto estos representantes de la moral dominante a los discursos vigentes en 1997?, o ¿quisieran retomar los sucesos de esa época como cuando fueron detenidos en Cuenca alrededor de cien homosexuales?



Somos una sociedad progresiva en materia de derechos a favor de estos grupos poblacionales. Con la Constitución de 1998 alcanzamos el reconocimiento del derecho a tomar decisiones libres y responsables sobre la vida sexual; derecho al desarrollo de la personalidad y la prohibición de discriminación en razón de la orientación sexual. Posteriormente, con el texto constitucional actual, se incorporó el principio de no discriminación por razones de sexo, identidad de género y orientación sexual para la aplicación del conjunto de derechos constitucionales; y, el derecho a la igualdad material y no discriminación, que supone rebasar el derecho a la igualdad formal o ante la ley, para ser desarrollado en políticas públicas hacia las comunidades GLBTTIQ – gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, transgénero, intersex y queer- . Tenemos una de las pocas Constituciones en el mundo que reivindica la identidad de género, lo cual debe ser proyectado en políticas y normativas públicas para garantizar más derechos.

Nos corresponde plantear proyectos o reformas legales en materia de posibilitar la construcción de agendas para la igualdad con enfoque de género, discutir sobre los medios para fiscalizar las políticas en vías de asegurar estrategias y lineamientos que aseguren derechos de la población GLBTTIQ.

Conviene señalar los discursos y subjetividades que reproducen la violencia simbólica de marginar a quienes manifiestan otras identidades sexuales y de género, distintas a la heterosexual. Frente a esa realidad, también cabe discutir ¿Cuál es la agenda legislativa en la visión de posibilitar medidas de acción afirmativa para esta población? ¿En qué términos proponer una reforma constitucional para el matrimonio igualitario y para la adopción en uniones de personas del mismo sexo? ¿No es también una forma de violencia del Estado la posibilidad de poner límites a estas personas en la formación de sus familias? ¿Se pueden proteger supuestos intereses de la sociedad en desmedro de libertades públicas de sus integrantes? ¿A partir de qué constructos pragmáticos se podría construir una ley contra la discriminación en el país?

Varios colectivos GLBTTIQ presentaron la iniciativa de cambiar la Ley del Registro Civil para incluir, entre otros aspectos, la inclusión del género en la cédula, en lugar de la precisión del sexo de la persona. Esta reforma significaría la posibilidad de que estos sujetos titulares de derechos, que forman parte de ésta población, puedan ejercer varios derechos que encuentran restricciones en la actualidad, por cuanto la descripción del sexo en el documento oficial de identificación no coincide con su identidad de género.

Es menester combatir las representaciones culturales y sociales que siguen objetivizando a personas para mantener la generación de estereotipos discriminatorios. La campaña #migéneroenmicédula, que promueve esta iniciativa legal, es un intento por ese propósito.

Como sociedad nos corresponde deconstruir las prácticas culturales que fomentan el poder y el control del hombre heterosexual, como único sujeto de derechos y oportunidades. El sistema legal ecuatoriano necesita de reformas como ésta para neutralizar las formas veladas de alimentar violencia contra las identidades y orientaciones sexuales diversas, en distintos ámbitos de la vida cotidiana. No solamente contamos con una estructura heteronormativa, sino con una institucionalidad que se vuelve cómplice para mantenerla intacta, denigrando a las personas que optaron por otras decisiones alternativas a la heterosexual y, que al mismo tiempo, termina creando las presentes y futuras conductas para estigmatizarlos, como individuos que deben ser rechazados en sus libertades y garantías sociales.

Este cambio a la Ley del Registro Civil hace un esfuerzo por concienciar la lucha por relaciones más igualitarias sin discriminación. El lenguaje es uno de los medios más expresos, para desmontar o profundizar, los instrumentos de hegemonía contra otras identidades de género y sexuales. Pero esa reforma no es suficiente, necesitamos en Ecuador una ley para la igualdad formal y material, que pueda sancionar toda forma de discriminación y que promueva medidas de acción afirmativa para todos los segmentos sociales despojados históricamente de las condiciones para desarrollarse, como la comunidad GLBTTIQ.

Holger Paúl Córdova Vinueza

Rebelión

Source: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=166637

jueves, 2 de mayo de 2013

FUNDAMENDIOS DEFIENDE LAS HIPÓTESIS DEL PASTOR ZAVALA


En la víspera del día de la Libertad de Prensa, la organización Fundamedios emitió un informe sobre la situación del ex candidato presidencial, Nelson Zavala, quien perdió sus derechos políticos y fue multado con 3.100 dólares por emitir discursos que incitaban al odio en la campaña electoral.

En aquel periodo, el político tomó como eje de su propuesta la “defensa de la familia”, lo que incluía una retahíla de insultos contra los homosexuales, a quienes considera inmorales y con trastornos. “¿Por qué al homosexual se le ocurre tener sexo por el ano si Dios se lo dio para defecar?”, llegó a decir Zavala en una entrevista que publicó este Diario el 6 de febrero pasado.




Frente a eso Fundamedios indica que “el derecho a la libertad de expresión protege incluso aquellas expresiones que ofenden o perturban, por ende el mero hecho de que un grupo se sienta insultado por un tipo de expresiones, no determina necesariamente la existencia de un discurso de odio susceptible de la imposición de responsabilidades ulteriores”. Y agrega que “al no existir un consenso acerca de la legalidad de estas uniones, ni certeza científica sobre el origen de la homosexualidad, es legítimo y necesario que se debata acerca de este tema”.

En cambio, para Pamela Troya, del colectivo Igualdad de Derechos Ya, esto no es correcto. Ella fue una de las principales promotoras de la demanda contra Zavala en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

La activista aclara que las declaraciones de Zavala no se dieron en el marco de un debate jurídico sino como parte de la campaña electoral. Ella aclara que todo el plan de Gobierno de Zavala era atacar a los homosexuales. Todo ese discurso, señala, incentiva la formación de estereotipos y prejuicios que convierten a los homosexuales en ciudadanos de segunda clase.

Hay una diferencia de criterio entre Fundamedios y Troya, puesto que para el primero las declaraciones de Zavala no incitaban al odio, mientras que para la segunda sí. “La libertad de expresión sí debe tener límites”, aclara la activista.

Y explica que esas fronteras están cuando las expresiones afectan a un tercero. En ese sentido, para Troya, Fundamedios coadyuva a la formación de estereotipos al desligitimar la sentencia del TCE. Para ella, la ONG defiende la postura de que en el marco de la libertad de expresión todo es dable, incluso insultar o fomentar el odio a grupos minoritarios.

Mientras que Dianne Rodríguez, activista y ex candidata a asambleísta, aclaró que “se puede debatir sí, pero con altura, con argumentos sustentables y educación. Eso hace la diferencia entre seres humanos civilizados y gente ahogada en el infantilismo”.

Advierte que la “información que se vierte en los medios de comunicación, tiene un alto impacto ante los expectantes, tanto así que la situación no se la puede, únicamente, fragmentar con el fugaz instante de una campaña política, pues posiblemente el espectador, se forme un concepto en relación a los criterios, opiniones e insultos vertidos”.



Source: http://www.telegrafo.com.ec/actualidad/item/fundamedios-defiende-las-tesis-del-pastor-nelson-zavala.html