martes, 22 de febrero de 2011

‘No te pido que me ames, solo ¡no me mates!”.

La frase resaltaba en una de las pancartas mostradas la noche de anteayer por Carolina (nombre protegido), una persona que dice ser transexual y participó en una protesta. Esta se desarrolló en el parque de La Y (norte de Quito).
Carolina integra la Asociación de Trabajadoras Sexuales Trans de La Y, una organización que busca reivindicar los derechos de su grupo en el país y se opone a los crímenes sucedidos -según ellos- por identidad de género.

Los integrantes de la Asociación protestaron por la muerte de Evelyn O., quien fue asesinada la madrugada del 12 de febrero con un pico de botella. El cadáver fue hallado con heridas en el cuello y en el estómago. Acompañada de miembros del Proyecto Transgénero Patrulla Legal, Carolina gritaba: ¡No más muertes! El grupo se ubicó en la esquina de la avenida Gaspar de Villaroel y Londres.

“Nosotras somos objetos de agresiones constantemente, una vez me dispararon y en otra me lanzaron una piedra”, cuenta.

En el plantón también participaron más agrupaciones de transexuales de otras zonas de Quito como La Mariscal (centro norte) y la Plaza del Teatro (centro).

Con tristeza, Carolina relata que tres personas más han muerto en esa zona. “A la primera le dieron un balazo hace dos años y a la segunda la acuchillaron en diciembre del año pasado”. Por eso, la agrupación Caye Cayejera impulsa la campaña Tacones blancos. Se trata de pintar unos tacones blancos sobre los lugares donde fallecieron miembros del grupo. La Asociación pide mayor presencia policial en la zona, pues dicen sentirse desprotegidas. “Nos gustaría que instalen unos Ojos de águila”, señala Carolina.

Dice que los uniformados no las protegen cuando sufren agresiones. Sin embargo, Verónica Espinoza, jefa del Departamento de Violencia Intrafamiliar de la Policía, indica que no es así, porque la Policía sí se preocupa de proteger la integridad de las personas.

Ana Almeida, directora del Proyecto Transgénero, señaló que integrantes de la Asociación son víctimas de insultos y ataques con bombas de agua o balas de salva.


Les invitamos a unirse a la Campaña Tacones Blancos por la vida, que está en marcha desde el año 2010


Contra los Crímenes de Odio por Identidad de Género
www.youtube.com/watch?v=zGbrnSECrek 

AMAR ES MAS DIFICIL QUE MATAR

¨Si continuas haciendo lo que siempre has hecho, no llegarás más allá de donde siempre has llegado¨.
  

 
¿En qué momento todo lo malo, lo que daña y lo que destruye nuestra sociedad se convirtió en algo bueno, atractivo y divertido?
¿Cuándo fue que nuestra sociedad llegó a tal nivel de decadencia?
¿Desde cuándo empezamos a permitir que los medios de comunicación puedan enriquecerse a costa de la destrucción de los valores más importantes para nuestras sociedades
Me siento indignado. Esta semana se estrenó la telenovela “Rosario Tijeras”.
Esta telenovela cuenta la historia de una joven (Rosario) quién incursiona en el mundo de la delincuencia llegando a convertirse en “sicaria” (asesina a sueldo) y alcanzando ser una de las más cotizadas de Medellín (una ciudad hermosa que no necesita que se le haga este tipo de mala promoción) y utiliza su atractivo femenino (con tendencia a la prostitución) para llegar a sus objetivos.
 
El otro día, mientras veía el noticiero de este canal, el presentador de repente empieza a dar una noticia con una enorme sonrisa en su rostro, de esas que cuesta ver en los noticieros. Cuál fue mi sorpresa que este presentador estaba promocionando el nuevo estreno del canal y a viva voz empezó a dar detalles de todos los vicios sociales de los cuales el pueblo ecuatoriano podría empezar a “disfrutar” por medio de esta nueva telenovela.
 
Yo no lo podía creer. Me quedé perplejo ante lo que estaba mirando y escuchando. De repente me dí cuenta de que algo había cambiado en el mundo: lo malo ahora es bueno.
Vivo en un país en el que somos testigos de lo que el tráfico y consumo de drogas pueden hacer en una sociedad, somos testigos del dolor que el sicariato puede traer a tantas familias y en medio de eso un canal de televisión se permite programar uno de los programas más destructivos que he visto en los últimos tiempos
No necesitamos esa basura en nuestros hogares, no necesitamos que promocionen la muerte y la delincuencia. No necesitamos que vistan lo malo con una minifalda para hacerlo lucir sexy.
 
¿Quién le dio a los medios de comunicación el derecho de alterar el código de valores de una sociedad? ¿Desde cuándo nosotros como sociedad empezamos a permitirlo?
Una de las frases utilizadas para la promoción de este programa es: “Amar es más difícil que matar” ¡Qué absurdo! ¡Qué bajo han caído los medios de comunicación con tal de obtener unos puntos más en sus ratings! Y es muy posible que lo logren. También es posible que logren que algún joven se sienta atraído y seducido por la delincuencia pero me imagino que para este canal eso puede ser tan solo un efecto colateral.
 
Hoy mi molestia es grande al descubrir que alguien más, alguien que tiene mucho poder de influencia se ha convertido en un elemento más que aporta al detrimento de la sociedad latinoamericana.

Quiero terminar haciendo un llamado: Si usted ama este país (o el suyo) y está de acuerdo con este comentario le pido de todo corazón que haga pública su opinión. Puede que no logremos sacar este programa de la televisión pero tal vez logremos que alguien no sea alcanzado por su mensaje destructivo.
  
“¡Ay de los que llaman a lo malo bueno y a lo bueno malo, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!” (Isaías 5:20)
“Los que dejan la ley alaban a los malvados; pero los que la guardan contenderán con ellos.” (Proverbios 28:4)
 
ROSARIO TIJERAS . POR KENNETH ROJAS